El Salón Rico de Medina Azahara abrió por Navidad

El Salón Rico de Medina Azahara ha abierto durante estas navidades sus puertas para poder mostrar el estado de su obras de restauración. Esta apertura se ha producido de manera extraordinaria y sin haber concluido la restauración presente, estando prevista una segunda parte de la restauración para el próximo año, encaminada esta  hacia la parte oriental del Salón.

Ha sido una ocasión única para poder acercar a todos, este emblemático monumento, ya desde hace unos meses Patrimonio de la Humanidad.

Fue en el año 2009, cuando se cerró al público para someterlo a una profunda reforma, desmontando suelo y atauriques, realizar una reconstrucción más adecuada, así como resolver problemas de humedades del edificio. Pero la falta de fondos ha ralentizado las obras y lleva desde entonces en obras y cerrado.

Los visitantes del salón Rico hemos podido contemplar sobre el terreno, estas adecuaciones puestas en marcha en el edificio, como son:

Suelo restituido de mármol, y fragmentos de atauriques

 

 

  • El suelo de cemento ha sido sustituido por losas de mármol, procedente de la cantera de Estremoz en Portugal, después de estudiar, buscar y localizar el lugar de extracción del mármol original.

 

  • Más de 5.000 atauriques, cuyo objetivo era el de catalogar, limpiar, para posteriormente reubicar sobre los muros.

 

  • Vista de la Alberca, frente al Salón Rico

    Otro de los objetivos era el acristalamiento para separar la zona del jardín y restaurar la alberca situada frente al salón, para una vez llena de agua devolver la visión original de este impresionante marco, que constituía el Salón Rico, siendo como era, el eje central del recinto palaciego, por ser el salón del trono y lugar de celebración de las grandes ceremonias palatinas, así como el lugar donde tenía lugar la recepción de embajadores extranjeros, (los cuales llegaban a él, nunca directamente, sino tras largas esperas en estancias previas, creyendo que estas eran el lugar donde les recibiría el Califa).

 

 

 

 

 

A pesar de referirnos a él como salón, se trata de un conjunto de espacios y salas, formando todas ellas un único salón dividido por arcadas. El edificio tiene planta basilical de tres naves longitudinales con otra transversal en su entrada que hace las veces de pórtico, situándose ambos lados, dos naves exteriores más, divididas en tres cámaras de desigual tamaño.

 

 

 

Son características del Salón Rico:

  • Su fastuosa decoración, entre la que destacan los patrones florales, (cogollos de hojas, cálices de flores, etc.), alcanzando aquí su máxima plenitud, y las representaciones del árbol de la vida,
  • El techo de madera que recubría la estancia donde estaba representado firmamento
  • El uso del arco de herradura califal con policromía bicolor y con la tan característica alternación de dovelas en tonos rojizo y claro, semejantes a las existentes en la mezquita de Córdoba.
  • Los arcos están sostenidos por columnas de mármol de primera calidad que alternando tonos rosados y azules.
  • Las columnas de estas estancia están rematadas por capiteles de avispero

 

Decoración  floral y árbol de la vida

Artesonado

Capitel de avispero

 

 

 

 

 

 

 

Actualmente, el Salón Rico continúa cerrado al público a la espera de que se concluyan las intervenciones iniciadas.

Grupo de docentes en visita al Salón Rico

Una buena iniciativa, de Medina Azahara, la de abrir el Monumento a visitas programadas, que ha permitido que estas navidades hayamos podido contemplar, no solo la estructura arquitectónica y la ornamentación del Salón Rico, sino también la reconstrucción de los fragmentos originales recuperados en la excavación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *